domingo, 13 de enero de 2008

Burbujas de navidad


Todo el mundo odia la Navidad, pero todo el mundo se sumerge en ella. Yo ya no digo ni Pamplona, pero procuro aprovechar las cosas hermosas que la misma nos procura. La iluminación suele ser hortera, repetitiva, gastosa, por no hablar de las connotaciones religiosas de la misma.
Pero si uno se mueve un poco, y mira con atención, a veces se encuentra uno con cosas distintas, que al fin y al cabo son las que nos emocionan más porque combaten mejor la sensación de rutina o monotonía.
Esto bien podría ser un ejemplo de ello.

4 comentarios:

González García dijo...

Hola..soy Sheyla y recibí hoy el e-amil de que tenias blog...y no me resistí a ver tus fotos de las que has hablado muchas veces!
Me han encantado todas..yo estoy empezando a sacar fotografías decentes ahora que tengo una cámara para ello..pero aún así para nada me salen tan bien como las tuyas... me pasaré a menudo por tu blog para ver las novedades.
Ale que ya escribi demasiado jaja.Besos desde Valladolid.

Inma Rodríguez dijo...

Sencillamente, ¡Impresionante!, nos has dejado ¡O.O! estamos ansiosos por ver mas, mis favoritas la de las luces y la de la niña. A ver cuando nos vemos y tomamos algo que ya hace mucho. Besos

Lyra dijo...

Se odia la Navidad, pero no el consumismo. Y las luces son el símbolo del consumismo.

Yo este año destaco que las más horteras que he visto son las de Agatha Ruiz de la Prada en Madrid...

Alu dijo...

Hola!Soy Ana Laura. Descubrí hoy que tienes blog así que me pasaré por aquí con frecuencia. Es muy chulo. Espero que no pongas fotos de tus tutorías anteriores ejem ejem...


Saludos.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.