martes, 22 de enero de 2008

Diálogo de pareja


Después de haber aguantado más de lo que figuraba en el guión de inicio, y de monumentales disputas conyugales decidieron que lo mejor era dirimir las diferencias de un modo civilizado e igualitario, como en los antiguos tiempos, que siempre serán nuevos. De modo que se calzaron los guantes de boxeo y salieron a la playa, al atardecer. Diez asaltos, con algún descanso, y el aviso de que el que antes se rindiera acababa de pagar la hipoteca, y el otro se quedaba con todo.
Los viandantes que por allí pasamos no dábamos crédito a lo que veíamos. Quienes más aguantamos allí contamos más de diez asaltos de una ferocidad sin límites.
Los periódicos nos contaron a la mañana siguiente que el resultado fue combate nulo, pero que ninguno de los dos iba a poder solicitar la revancha.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta vez, y sin que sirva de precedente, no voy a estar de acuerdo contigo. Yo creo que están jugando. Sí, prefiero imaginar que son felices. María M.

Frabisa dijo...

Bueno, bueno, D. Eduardo, no se dirimen las diferencias de un modo civilizado e igualitario en un combate de boxeo, jajjajajajjajajjajaja, sino a través de un diálogo largo y productivo. Pero mira, es tan simpática tu visión de los hechos, que me ha hecho reír. Lo de la hipoteca tiene un puntazo, oye, que si se trata de semejante “cuestión”, los puñetazos, casi se justifican. Mejor el relato que la foto, aunque ésta sugiera mucho.

Lyra dijo...

Si el castigo es pagar la hipóteca, es posible que ninguno de los dos se rinda. Tal y como están las cosas...

La foto es sugerente.

Mármara dijo...

Me encanta la foto. Me espeluzna el mensaje.
Observo que ya te has deshecho de las letrucas. desde luego, eres el mejor alumno que tengo, pichón.

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Ay, ay, ay. Qué de palabritas ricas ante la imagen de una pareja "queriéndose" habitualmente.
Me haría gracia, si fuera ficción, pero como sabemos que es muy verdad...
O tal vez no, que uno no sabe muy bien ya dónde dispara, ni a quién, ni por cuánto tiempo.
El caso es que con vuestros comentarios enriquecéis la foto, no cabe duda.
Gracias

Anónimo dijo...

Inquietante fotografia.Es posible que una piense igualdad de oportunidades ante tanta violencia de género?Manera de demostrar una verdad a golpes qué no a gritos cuando ya no quedan dialogos ni demostaciones?

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.