lunes, 21 de enero de 2008

Maniobra de aterrizaje


Y sin avisar, ni ruido de motores, ni cinturones de seguridad, ni respaldos rectos. Todo suave, silencioso, grácil, con esa perfecta armonía que da la experiencia de haberse leído de una sentada, cuando polluelo, Juan Salvador Gaviota.

2 comentarios:

Frabisa dijo...

En este caso, las palabras otorgan valor a la fotografía. Poco me diría la imagen sin ese comentario que la acompaña. Juan Salvador Gaviota aterrizando en una azotea, oye, que eso es otra cosa, ya me gusta más.

Alu dijo...

Me encanta ese libro! Buf! no me acordaba casi de él...un gran libro sin duda.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.