domingo, 16 de marzo de 2008

Zapatitos


-¿Y qué, qué tal? Hacía tiempo que no os veíamos
-Pues ya veis, la última vez en otra boda.
-Sí, la verdad es que ahora es de lo poco que nos saca de casa, pero cada vez nos aburre más, no sé si me entendéis.
-De sobra, sí. Nosotros también estamos hartos de tanto paripé.
-Pero, bueno, al menos nos vestimos bien para la ocasión.
-Querrás decir que "nos visten".
-Por supuesto, qué susceptibles sois. Claro que nos visten. Y bien. Ya la conces, cómo se pone en estas ocasiones.
-Pues anda, que nosotros ya bien quisiéramos, ya. Ya nos ves cómo venimos.
-No sabéis lo que decís. Comentáis eso porque no tenéis que embutiros en unos modelos que pintan bien en las revistas, pero que a la hora de la verdad te ahogan la piel.
-Pues nadie lo diría, así, de pronto.
-Todo es probar, os lo aseguramos. Esta vez fueron unos "manolos", por lo que dio a la chiquilla. Y no te quiero decir nada: la sangre no nos llega a los dedos.
-Pues fíjate que se os ve monísimos.
-Anda, que menos mal, porque si encima que estamos a punto de fenecer, ni se nos mirara al tacón...
-Claro, y además con esos tacones tremendos...
-...que es como ir todo el día de puntillas y sin poder moverse para nada, porque ¡son rígidos!
-¿Rígidos? Madre, eso sí que debe ser dolor.
-Y no quieras saber cómo van nuestros juanetes, porque son de estreno, y todavía no dio tiempo a que den de sí. Os podemos hablar de milagro, porque no nos llega el aire al resuello.
-¡Pobres!
-Bueno, sí, imagina. Claro que como ella es de las que piensan que para lucir hay que sufrir...
-En fin, menos mal que llega la novia, que ya era hora.
-Sí, a ver si acaba de una vez este suplicio, que ya no estamos para ciertos trotes.
-Pues que os sea leve.
-Ni siquiera eso, porque con lo que pesa, la condenada...

3 comentarios:

Belén dijo...

Pues los míos deben estar muertos del aburrimiento, porque no salen ni de boda jajajajjajajaja

besicos

Lyra dijo...

Los míos sólo deben decir que debería aprender con cuáles puedo caminar todo el día y con cuáles no, pero de bodas nada, estamos de sequía. Me ha gustado el post XD Un beso!

Anónimo dijo...

¡Ay madre!eso no es nada te cuento un hecho veridico qué ocrrió a un familiar mio.Se fué de boda el buen hombre diciendo qué le apretaban un poco sus zapatos nuevos pero él bailó y bailó toda la tarde,cuando llegó a casa insistia en qué le habian apretado un poquillo sus zapatos y al descalzarse salen los cartones de forro a trozitos,resulta qué no los habia sacado¡pobres pies!pero el resistió como un CAMPEON.M.T.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.