viernes, 28 de marzo de 2008

Amanecer, tras la tormenta


Tras una noche horrible, llena de pesadillas vívidas, sudores vaporosos, gritos irreconocibles, gemidos susurrados, duermevelas inconexos, despertares violentos, y un hombre al lado que roncaba entre estertores, y se reía dormido sin importarle nada ni nadie, la mujer descorrió la persiana y salió al balcón. El frío la estremeció. La ligera brisa pegó a su cuerpo su camisón humedecido. Apenas haría media hora que habría amanecido. Y miró al cielo. De repente, su pasado reciente se borró de inmediato, y su mirada se inflamó de azul rotundo y nubes de nieve filiforme, que la hinchieron de un extraño gozo. Cerró los ojos y notó que seguía viendo lo mismo, por dentro. Su respiración se relajó, su cuerpo dejó de notar el relente, su pensamiento se trasladó al lado luminoso del optimismo, y su mente flotó de nuevo, esta vez amparada en un espectáculo maravilloso, único y estimulador. La noche desapareció del recuerdo como por ensalmo. "Hoy puede ser un gran día", recordó. Y, convencida de ello, se dispuso a probarlo sin más dilación.

5 comentarios:

Frabisa dijo...

Me encanta la foto, ese movimiento de las nubes, lo que permite imaginar, la variedad de las tonalidades de los azules del cielo, muy chula.

El relato, abundoso de buena técnica, está correcto.

un besito

Lyra dijo...

Me encantan las mañanas así, aunque aquí tampoco podemos disfrutar de muchas... Un beso

Anónimo dijo...

Preciosa , la foto y la mañana. Poder disfutar del viento rozandote la cara y despejandote de semejante noche es una delicia y un regalo ,asi qué a respirar fuerte, agotar el dia y mejor casi que no anochezca ..... por si vuelve la tormenta.M.T.

Perlita dijo...

Preciosa fotografía...
Yo casi nunca sueño,casi nunca tengo pesadillas pero eso sí:cuando todo eso me pasa, "agrando". Magnifico los problemas y necesito despertarme para no morirme de dolor de cabeza. Y lloro...Todo se me hace real y si no fuera por lo pronto que me "rehago" cuando despierto, no sé que me pasaría... Claro, no se me ha ocurrido salir al balcón. El fragmento, como siempre, muy bueno, real...

Un abrazo.

Mármara dijo...

Si, es que no hay más que proponérselo... A veces se consigue, otras, no, pero seguro que si no te lo propones no lo consigues nunca, so optimista.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.