martes, 29 de abril de 2008

Todo negro


-Lo veo todo negro, pero no tengo más remedio. Esta tela que cubre mi cara también es la que me libra del oprobio. Soy blanco. Es una vergüenza, pero es así. Soy blanco, pero también llevo el jazz en las venas, y dicha contradicción sólo se puede subsanar mostrándome con este disfraz que a muchos parece simpático, pero que a mí me permite seguir en el anonimato más absoluto. Ello impide que me lesionen la autoestima, pero me condena a ser un músico callejero que mendiga limosnas por acordes más o menos improvisados. Tuve que nacer blanco (y en Galicia, además, tierra celta de gaitas y panderetas, que ya es desgracia), cuando tenía que haber nacido negro y hacerlo en Nueva Orleans, que sería lo propio. Allí, si no conseguía hacerme un jazzman reputado, al menos podría bailar claqué. Aquí, en cambio, sólo llego a tocar cada día con mayor o menor decencia temas que ni siquiera son míos, y a mojarme cuando llueve, y a apañar unos duros que sólo me dan para vicios y para cambiar cada año de mochila. Con este panorama, ¿cómo no verlo todo negro?

4 comentarios:

Frabisa dijo...

....(y en Galicia, además, tierra celta de gaitas y panderetas, que ya es desgracia)"

¿Y si por decir eso ya no te comento más el blog? ehh, cómo te quedarías? Que una
es sensible y además, que coñ...., desgracia es nacer en New Orleans que han tenido el Catrina.

Así que vaya dando palmaditas con los pies y que se pinte la cara de negro que el
jazz no tiene nacionalidad ni color.

Nada de besos hoy, mejor una colleja.

Anónimo dijo...

Eso si qué es tener los.......cuadrados
qué ser blanco
no es ninguna deshonra.

Rompe con el anonimato y muestrate
tal cual eres ,lucha por lo qué te gusta, si es el jazz(o lo qué sea)
cada uno tiene qué luchar por lo qué quiere.
Mojate con lluvia o sin ella y no lo veas todo negro.
Curiosa la foto,qué agobio un hombre sin rostro.M.T.

Sibyla dijo...

Podía aprovechar y tocar la gaita como Hevia...Tal vez así se sacara unos duros más.
Con mochila y colchón a cuestas, si le mandan a tocar la gaita a otra parte, no tendría problema para mudanzas...

Besines:)

Mármara dijo...

Qué gracioso lo cuentas, Edu. o de las gaitas y las panderetas casi parece un colmo de esos que contábamos antaño.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.