martes, 22 de abril de 2008

Paciencia, impaciencia


Se los ve, y enseguida piensa uno que pese a su parecido tamaño, estos dos seres pertenecen a mundos distintos, con actitudes por completo diferentes, cuando no opuestas. A la niña se le ve un rostro triste, acaso obligada por los padres a sacar al perro, porque es domingo; y muestra una pasividad que llama la atención todavía más porque el perro, al lado, no deja de dar vueltas a su alrededor, como urgiéndola a que lleve a cabo su cometido, pues sus necesidades no admiten más demora. La niña parece paciente, por enfado y por indolencia. El perro se muestra impaciente, por fisiología y por instinto. Ambos se encuentran en el portal de la casa donde residen, sobre el escalón que da acceso a la vivienda. Pese a todo, algo ha llamado la atención del perro. Debe ser cualquier grito, o un movimiento de coches, o el tránsito de personas corriendo, u otro perro, o quién sabe qué. La niña, sin embargo, permanece impasible, absorta en su mundo personal, ajena a todo, desvinculada de una tarea que no ha pedido, pero que se le ha impuesto sin condiciones. El perro poco a poco irá perdiendo los rasgos que lo identifican como un animal bien educado. Acabará ladrando fuerte o tirando de la correa, cuando no pueda más, para lograr que la niña salga de su ensimismamiento, y lo lleve al parque, ahí enfrente, a retozar en la hierba unos minutos, los suficientes para poder ver a la perrita que conoció la semana anterior, y que se vuelve loca de contento cada vez que lo ve.

4 comentarios:

Frabisa dijo...

Efectivamente tu narración describe perfectamente la foto y lo que la misma sugiere. Quietud e inquietud, cada personaje dueño de sus sentimientos.

La foto, bien, pero he de hacer constar que me gusta más el perro que la niña que ha quedado con un ojo medio cerrado.

Un beso

Anónimo dijo...

Sí ,la niña está paciente y con cara de enfado y perreta pero seguro ,qué ella aunque ahora no quiera aceptó en su capricho de tener perrito(como casi todos los niños)obligaciones tales como sacarlo a pasear en festivos y vacaciones,cepillarlo etc,vamos los tratos y condiciones qué hacen padres e hijos cuando se encabezonan y dicen YO QUIERO YO QUIERO pero luego se olvidan de sus tareas.

Respecto al perrito como no va a estar impaciente por evacuar marcar su territorio y con suerte ver a la perrita de sus entretelas.
M.T.

Alu dijo...

Pobre niña...seguro que no le hace la más mínima gracia sacar el perro. Has descrito muy bien la foto.

Un beso.

Mármara dijo...

¡Qué lástima! La niñita y el animal condenados por la estupidez y la crueldad humana. Ella, con su uniforme de hembra de la especie; él, obligado a reprimir sus instintos naturales; ambos representando papeles que otros han ecrito para ellos.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.