jueves, 7 de febrero de 2008

Manipulando emociones


El papá se había ido hacía unos meses, pero la madre, antes de separar sus destinos, había hecho una copia en color de su carné de identidad, que llegó a plastificar, no sabía bien por qué. Sus hijos lo recordaban casi siempre mirando de frente, pero la pequeña tenía grabada la imagen de su cara. Nadie sabía cómo, pero aquellos rasgos resultaban nítidos en su recuerdo, donde aparecían con una expresión adusta, pero serena. Un día, mientras lloraba con desconsuelo, su madre comprobó por azar que dejarle aquella copia en plástico duro entre sus manitas tenía un efecto balsámico y reparador. Poco después su hermano también aprendería que quitársela tenía unas consecuencias contrarias, y que le otorgaba un excitante poder. Pero lo suyo ya nada tuvo que ver con el azar.

5 comentarios:

Frabisa dijo...

La imagen rebosa ternura, calidez y dulzura, pero esta vez, el relato la supera, me ha resultado conmovedor. Deleite de sensaciones. Inspirado que andas últimamente. Un bessso

Anónimo dijo...

Los hermanos mayores… siempre pinchando, celando a las pequeñas… haciéndolas rabiar y sufrir… la lucha por un poder imaginario… quizás se sintiera destronado a la llegada de ella… o tal vez la niña quisiera ser la mayor… pero al final lo que ambos desean es: ser el otro.

Anónimo dijo...

Es increible pero los hermanos más pequeños siempre llevamos las de perder....radiante dia sol para disfrutarlo y el bueno del chiquillo buscandole las cosquillas a su hermana,claro está ella mira y aun no habla sino fijo qué le diria¿PORQUÉ NO TE CALLAS?.La foto muy bonita dan ganas de estar tumbada junto a ellos.M.T.

Lyra dijo...

Jo, una foto tan guapa y una historia tan triste... Me encantan los niños y por tanto, la foto.

Alu dijo...

Es muy emotivo el texto y muy tierno, ¡hay que ver lo que puede haber tras una imágen!

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.