domingo, 1 de agosto de 2010

MICRORRELATO

TRAGEDIA DISCUTIBLE
_____________________________
Cuando, tras varias horas de vueltas en la cama (intentándolo todo, forzando el pensamiento hasta el recuerdo más profundo), el lógico matemático logró dormirse, llegó un dinosaurio (no el, sino uno) y se lo comió (era carnívoro, el bicho). Podría decirse que aquello resultó una inesperada tragedia. Con todo, sería de esperar que el dinosaurio objetara con rotundidad la tesis esencial de este relato. Y a la espera de dichas objeciones seguimos aguardando. El problema es que no se encuentra por ningún lado ni al sujeto pasivo (lógico) ni al devorador activo. Y esta espera, como es natural, ya no tiene tanta lógica.
Del libro Micrólogos

3 comentarios:

Frabisa dijo...

Este relato parece una ecuación, tal cual.

Claro que teniendo en cuenta la profesión de la víctima, es fácilmente entendible.

No tiene lógica, eso sí, la espera, digo.

Besos

Ñoco Le Bolo dijo...


El relato falla por el borde del acantilado. La lógica de cualquier espera es que no hace falta saber lo que se espera, ni siquiera, suponer que exista algo que esperar. Por otra parte, la tragedia podría ser esperada ya que el, no uno, era muy familiar en la vida del lógico matemático y es sabido, que los dinosaurios deberían guardarse en la nevera.

Saludos con ardores veraniegos.
¿Quemado el 50%? Sólo queda un mes.

CR LMA
________________________________

Anónimo dijo...

Más vale que no aparezcan,uno por mal parado(pasivo)y el otro,quieres
que nos coma? grrrr. M.T.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.