domingo, 31 de octubre de 2010

MICRORRELATO

ADVERTENCIAS COMO REFRANES

Contra lo que me advertía siempre mi hermano mayor, me fié de la virgen y no corrí. Por eso logró alcanzarme y apoderarse de mí para siempre. Y desde entonces madrugué a diario, buscando libertades añoradas, aunque no por ello amaneció antes de su hora. Menos mal que es cierto que nunca llovió que no acabara escampando. Pero, aun así, ¡cómo me revienta el refranero! Casi tanto como mi hermano.
Del libro  Micrólogos

1 comentario:

Frabisa dijo...

¡Albricias!! Hoy estoy lúcida, lo entendí todo a la first time.

Los domingos es lo que tienen y si hay cambio de hora y una duerme más, ni que venga la virgen ni san pito-pato.

Qué quieres que te diga, a mí me rechifla el refranero.

En fin, que quien ríe último ríe dos veces, ya sé que no tiene nada que ver, pero es el único que se me ocurre.

bicos

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.