domingo, 19 de diciembre de 2010

MICRORRELATO

DESGRACIA

Ya es desgracia, ya, que siendo, como soy, la única estatua masculina del jardín, la obra suprema del maestro Guinardi, elogiada por todos, colocada entre setos y parterres tan exquisitos y delicados, elevada orgullosamente por entre todo cuanto me rodea, ya es desgracia, digo, que me haya ido a enamorar del único ser que jamás me mirará al rostro, de quien nunca lograré la aprobación pues nadie se la pedirá, a quien nunca conseguiré porque ella vuela siempre demasiado alto. Ya es desgracia, insisto, que siendo, como soy, una estatua de bronce (obtenido por medios no lícitos), me haya abstraído de este modo y no haya forma —ni siquiera violenta o ilegal— de que mi amor encuentre satisfacción a sus desvelos. Ya es desgracia, insisto, enamorarse de la única paloma que visita el jardín, que llega cada mañana puntualmente sobre las diez. Como cada día, bebe agua de la fuente, chapotea un poco mientras mira para todos lados, menos para mi cara suplicante. Luego viene a posarse sobre mi pelo, pero no para picoteármelo o acariciarlo con su pico o sus patas, sino para aliviar su vientre sin recato alguno, dejándome siempre con esa sensación de ácido desamparo que no puedo dejar de sentir cada vez que se va. Ya es desgracia, ya, estar tan ciego como estoy. Mejor dicho, como voy estando; y cada día más.
Del libro Micrólogos

3 comentarios:

Isabel - Frabisa dijo...

Pobre estatua que el autor le ha hecho enamorarse de quien lo caga constantemente ¿suena mal ehh? pero es la verdad y yo no soy tan fina como el autor que habla de "aliviar el vientre".

Hay qué fastidiarse con la estatua, yo creo que padece el síndrome de Estocolmo. Realmente, estatuita, lo que debes es cursar a la mayor brevedad una denuncia en el departamento de Seguridad e Higiene en el trabajo.

Querido autor, nos vemos antes, pero de tu blog, me despido hasta el próximo año.

un besito

Marina dijo...

Me gustan mucho los microrelatos y el tuyo me parece muy bueno.
Un saludo navideño.

Olga Ricci dijo...

Me encantó tu relato. Me pareció metafórico.
Como se dice..."cualquier parecido con la realidad es pura coinciencia"
Un gusto leerte.
Saludos navideños y mis mejores deseos para el año que se inicia.

AVISO A VISITANTES

Todas las imágenes (salvo excepciones indicadas) y los textos que las acompañan son propiedad del autor de esta bitácora. Su uso está permitido, siempre que se cite la fuente y la finalidad no sea comercial
Si alguien se reconociera en alguna fotografía y no deseara verse en una imagen que puede ver cualquiera, puede contactar conmigo (fredarron@gmail.com), y será retirada sin problema ninguno.